Tercer estudio de arte online de Hiscox

30 de abril 2015. Hiscox, la aseguradora especializada en arte, colecciones y clientes privados, presenta por tercer año consecutivo el “Estudio sobre el Mercado del Arte Online 2015”. Los datos apuntan a que aumenta la confianza en la compra de arte en Internet gracias a los esfuerzos realizados por las plataformas de arte virtuales en establecer sólidos cimientos.

Según el “Hiscox Online Art Trade Report 2015”, el valor del mercado de arte online ha aumentado de los 1.570 millones de dólares en el 2013, a la cifra estimada de 2.640 millones de dólares en el 2014. En base a estas datos, la compra de arte online representa un 4,8% de un mercado global que se estima en 55.200 millones de dólares. Se espera que esta trayectoria de crecimiento se mantenga en los próximos años y se prevé que en el 2019, el mercado del arte online podría alcanzar unas ventas de 6.300 millones de dólares.

Según explica Robert Read, director de la división de Arte de Hiscox, “El auge de la compra de arte online está superando nuestros pronósticos. La rapidez y la confianza con la que tanto los nuevos coleccionistas como los de siempre se están adaptando al nuevo entorno, muestra que estamos ante una nueva era en la que la compra de arte se ha convertido en una experiencia multicanal. Las galerías de arte físicas y las casas de subastas ya no pueden operar por separado y los canales online junto con las redes sociales juegan un rol importante. Está demostrado, que la combinación del mundo offline y online es muy atractiva y esto es una buena noticia tanto para vendedores como coleccionistas.”

Los motivos y la forma en la que se compra arte están cambiando. Casi la mitad de los encuestados (49%) afirma haber comprado arte en Internet en los últimos 12 meses, lo que supone un aumento del 38% con respecto a 2014. Los datos también apuntan a que el público en general está adoptando estos nuevos canales. Otra buena noticia para la industria es que los nuevos coleccionistas quieren comprar en la red, ya que por un lado les facilita el acceso al mercado y, además, es más asequible.

La gran mayoría de las compras online se siguen produciendo por obras de valor inferior. Un 41% de los encuestados afirman que la media de la cantidad desembolsada es de 1.384 euros. Llama la atención que el retorno de la inversión es una de las principales motivaciones a la hora de comprar una obra. El arte como activo gana cada vez más atractivo ya que se le considera un recurso fácil con el que comerciar. “Esta tendencia puede promover que las plataformas de venta online triunfen como medios puramente transaccionales y revolucionen esta industria que tradicionalmente se basaba en relaciones”, señala Read. Además, seguramente que en el caso de poder elegir veremos a los compradores pujar mediante clicks de ratón.

Como es de esperar, en este momento del ciclo, hay demasiados actores en el mercado del arte online y aún es imposible saber quiénes van a ser los ganadores. Tendremos que esperar unos cuantos años más para ver las fusiones, adquisiciones, éxitos y las derrotas y conocer al vencedor. Lo que sí que podemos afirmar es que aquellos que ya tienen una imagen de confianza y tienen presencia tanto online como offline, ya juegan con ventaja”, añade Read.